Premio Tagus de Novela

¡Lo conseguimos, amigos! Ayer fue el fallo del jurado del premio Tagus organizado por la Casa del Libro y mi novela, El Sendero de la Palabra, resultó ganadora. Estoy tremendamente feliz por lograr ver mi sueño un poco más cerca y agradezco a los organizadores la oportunidad que nos han brindado a los concursantes. También les doy las gracias a los otros finalistas, Maya y Wayne, por la digna competición llevada a cabo a lo largo de más de dos meses de votaciones y nervios. Por último, gracias a todos los que me apoyaron con sus votos y a quienes con su amistad me han hecho sentir querida y valorada desde hace años y seguir adelante en esta carrera de fondo que es la escritura.

Se trata de un premio modesto, pero es un buen comienzo para cualquier escritor y no puedo sino estar feliz. La novela tardará aún unos meses en publicarse, pero los dos primeros capítulos siguen estando disponibles para quien quiera adentrarse en el mítico mundo irlandés de El Sendero de la Palabra. Aquí tenéis los vínculos:

El sendero de la Palabra capitulo 1

El Sendero de la Palabra capitulo 2

 En cuanto haya noticias respecto a una fecha de publicación, os las comunicaré. ¡Gracias a tod@s!

17814013_10212373020263870_1338323365_n

Música de El Sendero de la Palabra

Si os apetece escuchar las canciones que inspiraron muchas de las escenas de mi novela, pinchad en el vínculo que aparece a continuación. Obviamente, cada persona siente un texto de una manera diferente y a unos les gusta más un tipo de música que otro, por lo que nunca identificarían una determinada canción con la acción descrita en un párrafo. Lo que incluyo aquí es la música que a me parece que le va bien a determinadas escenas, no solo porque si la trama pudiera verse, como en una película, elegiría esas canciones para que sonaran de fondo, sino porque algunas imágenes pude casi verlas al escucharlas. Eso sucedió antes del proceso mismo de escritura, en el momento de … ¿la inspiración?

La música, para mí, tiene un componente visual que poco tiene que ver con los ojos, pero sí con la imaginación. No hace falta que algo sea visible para poder verlo, ¿no?

Que disfrutéis…

Playlist de El Sendero de la Palabra