Guardianes de la memoria

Viejas fotografías y cartas. Las habíamos olvidado y, de pronto, surgen desde los rincones polvorientos. Siguen ahí, como guardianes de la memoria. Los rostros del ayer nos retan a regresar con ellos a ese tiempo, a ese espacio. Ojos que alguna vez nos hicieron perder el aliento nos observan desde el pasado sin juzgarnos. La correspondencia de los ausentes, la de los muertos y los vivos que ya no nos acompañan en el camino. Los trazos de la caligrafía amada delinean las palabras que se ahogan en nuestras gargantas. Ya nunca saldrán, serán silencio. Pero en silencio también se puede recordar y volver a vivir los días que ya no volverán. Y llorar. Y sonreír.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s