Tenía el alma congelada hasta que un aliento cálido le insufló nueva vida a la sangre. Hoy el corazón vuelve a palpitar y la rueda de la memoria prosigue su avance en busca de nuevos recuerdos. 

Existo en la infinitud del camino que ante mí se abre y lo tomo con la sonrisa abierta y la inocencia casi intacta.

Os deseo una Feliz Navidad a tod@s.

Photo on Foter.com

2 respuestas a “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s