Huellas

Hay momentos en los que es necesario borrar las huellas que dejas tras de ti para no volver a encontrar el rastro; vaciar la mente, desconectar tus venas del corazón de otros y recluirlas en tu pecho, bajo un velo de olvido y lágrimas, donde sean indetectables para la memoria. A veces es imprescindible arrojar los recuerdos al mar y arrancarse las viejas alas para perderse en senderos que nadie transite. 

Y caminar, sin rumbo, con los deseos en un bolsillo y la sonrisa presta en el rostro, dejando que el mundo nazca ante ti con cada paso que das. 
Photo credit: <a href=”http://foter.com/re/82f2b9″>Foter.com</a&gt;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s