Vértigo

Atrapo la chispa y cierro los dedos para que no escape. Su calidez me asciende por el brazo, recorre el pecho y vuelve a salir por mis ojos. 
Se inicia el viaje.

Un torbellino me envuelve, se convierte en huracán, me succiona hacia un mundo que solo cobra vida con la siguiente letra y la que viene después… 
Vértigo.
Por fin brotan las palabras. Se derraman sobre el papel, lo tatúan con mi propia sangre, con finas venas negruzcas que antes formaban parte de mi cuerpo. De mi mente.

El arrítmico batir del corazón me enloquece el pulso, aleja enemigos y amigos por igual, me vacía durante un tiempo de completa extrañeza de mi misma. 
Vértigo.
Pasado y futuro se difuminan. Ante mis ojos palpitan ideas que esperaban ocultas su momento para nacer. No existo mientras las frases brotan en pleno aire, no respiro mientras la mano traza signos que aún no poseen un significado completo. 

No soy hasta que pueda ser, cuando la historia concluya dejándome en silencio. 

Y así permaneceré hasta que llegue otra chispa con la que iniciar un nuevo viaje.

Hasta que el vértigo vuelva a atraparme. 


Photo credit: Foter.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s