Ad aeternum

Nacemos, nos entrelazamos, nos cruzamos por miles de mundos que nos acercan y vuelven a distanciarnos. Vienes, me amas, me llenas, me hieres, me vacías, te alejas, desaparezco… 

Renazco. 

Nos perdemos en el bosque de los deseos, vagamos enzarzados en un bucle de tiempo, navegamos por los mares de la memoria a veces sin reconocernos. Hasta que una imagen, un sonido, un olor, nos arrancan del presente con la fuerza de un huracán y nos transportan a otros cielos, a otros amaneceres compartidos en el transcurso de innumerables vidas. Aunque lo hayamos olvidado. Aunque yo ya no sea yo ni tú seas tú. ¿O acaso sí lo somos?

Photo credit: Foter.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s