Des-Amor

¿Será posible “des-hablar” las palabras que le dedicaste a alguien durante un tiempo casi infinito? ¿Y “des-acariciar” su piel, que tantas veces recorriste como si fuera un mapa en el que buscabas tu destino?

“Des-amarlo” sería entonces la única forma de invocar una marea de olvido sobre su rostro para lograr borrarlo de la intacta arena de tu memoria. Habrías de aprender a “des-esperar”, a abandonar toda ilusión de compartir un mundo que no es lo bastante grande para abarcar vuestras sombras. 
Solo así, obliterando palabras, caricias, amor y esperanza tendrías alguna posibilidad de sobrevivir en una maraña semántica a la que, en ocasiones, resulta imposible encontrarle un sentido.

2 respuestas a “Des-Amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s