Música

A veces la música se adhiere a una imagen como una caricia a la piel; imposible sentir la una sin la otra. Los recuerdos que emergen con cada nota cobran vida ante tus ojos y palpitan henchidos por el viento de la memoria. El impacto de la melodía te toma por sorpresa transportándote a instantes pasados. Te envuelve en ellos con un aroma a presente que resulta embriagador y temible a partes iguales. Vivos y muertos regresan a lomos de unos inocentes acordes que tienen el poder de demolerte o reconstruirte… Bendita música.
Photo credit: Pogo1 via Foter.com / CC BY-NC17553781_1381587821917724_4502108972458767933_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s