Sombras

Las sombras de quienes vivieron en la casa se proyectan todavía frescas sobre suelos y paredes. No es algo físico ni material; son huellas impalpables, la impronta del pasado, los sentimientos que una vez evocaron en otros.
En nosotros.
Al marcharse dejaron allí su olor y el eco de su voz. Pero también el rastro de sus ilusiones, de sus proyectos, de sus manías. De los planes de un futuro que aún tenían por delante. Atrás quedaron caprichosas marcas de martillazos en los muros, papeles pintados que han perdido su color, notas manuscritas casi imposibles de descifrar, centenares de instantáneas en blanco y negro… Sus pequeños tesoros, los recuerdos de todos a los que nos dedicaron un tiempo que ahora se nos antoja precioso. Y los guardaron porque no querían olvidar ni un solo momento de los que compartimos y esperaban que nosotros tampoco lo hiciéramos.
La casa se ha transformado en su símbolo, en su imagen, como una foto velada, imposible. Como una ensoñación que solo puedo ver con los ojos de la mente ahora que la puerta se ha cerrado para siempre. Tras ella han quedado impresas las imágenes de toda una vida, grabadas en un lienzo de memoria que pervivirá a pesar de nuestra ausencia.

IMG_7869.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s